Pocas veces en Monterrey se puede ver el cielo azul por la contaminación en la ciudad, por eso decidí hacer una edición de cómo a mí me gustaría ver los edificios, con limpieza, minimalismo, orden y un poco de ambiente surrealista exentos de contaminación visual como cables , smog y publicidad.